Los nuevos retos de la gestión financiera

Por Lilia Solano
Gerente Base Instalada Softland Costa Rica

—————————-

El rol tradicional del gerente o director Financiero es analizar los resultados con la Gerencia General y/o accionistas, explicar qué sucedió y observar las variaciones con respecto a los períodos anteriores.

Los directores financieros, tradicionalmente, eran especialistas en cifras y análisis, y se centraban en la tesorería, la contabilidad y los presupuestos. En la actualidad y con los nuevos modelos de negocio, son más proactivos y dinámicos, lo que les otorga un rol más trascendental, con una mayor integración en la gestión del rendimiento, la planificación, la estrategia, y la gestión de datos de la empresa.

Este perfil integral, posee más responsabilidad en las decisiones estratégicas de la organización, esto en gran parte se debe a sus competencias analíticas tradicionales, pues es capaz de tener una visión amplia e integral de la compañía y puede convertir los datos en estrategias, aportando valor añadido y haciendo de enlace entre los datos recopilados, su significado y la forma de hacerlo llegar a la gerencia general.

Las áreas financieras amplían sus horizontes de acción hacia otros ámbitos de la empresa, por ello hoy más que nunca contar con herramientas que permitan reforzar la toma de decisiones es vital. Además, facilitan que la gerencia financiera modera, pueda ser más estratégica.

Acá podemos destacar que un ERP debe de ayudarnos a contar con información precisa, dinámica, ágil, y fácil de analizar. La adopción de un ERP debe integrar los siguientes puntos estratégicos para una gerencia financiera moderna.

Alineamiento de procesos

Es vital que el departamento financiero alinee sus procesos y procedimientos para que estos, puedan soportar el registro de la información que, de manera oportuna, ayude a la toma de decisiones y el cumplimiento de los reportes legales.

Para lograr lo anterior las empresas deben emprender un viaje de transformación digital de la gestión financiera, logrando la automatización sistemática de labores repetitivas y permitiendo liberar tiempo para labores de mayor valor agregado como la planificación y el análisis de la información.

La adopción de un ERP, como punta de lanza para la captura de la información financiera, facilitará que las mejores prácticas se puedan implementar a lo largo de todo el departamento financiero y que contribuya con:

  • Visibilidad de la información financiera: acceso en tiempo real además de vistas multidimensionales disponibles para todas las partes interesadas.
  • Implementación de controles que permitan monitoreo en línea y en tiempo real.
  • Personalización de informes que vayan de acuerdo con los principales KPI’s centrados en el negocio.

 

Automatización de procesos operativos

El gerente financiero debe pasar de ser un especialista en contabilidad y finanzas a un gestor estratégico, hay que verlo como un agente de cambio que propicia la renovación de la gestión en los negocios repercutiendo en mayor eficiencia, control de costos y gastos, pero especialmente apalanca el crecimiento y rentabilidad de la empresa.

En muchas organizaciones todavía, la mayoría de los procesos son manuales y muy laboriosos disminuyendo la productividad de los colaboradores. Pocas empresas han abordado plenamente este desafío, introduciendo procesos de automatización de negocio de punta a punta en áreas como cuentas por pagar y facturas pendientes de cobro.

Un proceso susceptible a la automatización mediante alertas dinámicas es el de Cuentas por Cobrar. Estas alertas nos indicarán desviaciones de parámetros establecidos, ayudando a la gestión estratégica del cobro. Otro ejemplo es la facturación que no solo se logrará generarla a tiempo, sino el registro puntual en la contabilidad del ingreso y su control posterior facilitando la toma de decisiones, la rapidez y la exactitud en los registros.

Consolidación de los procesos financieros

Consolidar el proceso financiero ahora es parte fundamental de las empresas que están tratando de adaptarse a la nueva realidad, donde las aplicaciones tecnológicas son cada vez más indispensables. Los procesos manuales en la gestión financiera han quedado atrás, para dar paso a la automatización de las labores en el ámbito empresarial. 

No podemos ver la gestión financiera como una isla, ya que ella debe, por su carácter estratégico, proveer información a las otras áreas de la empresa como:

  • Dirección General o accionistas
  • Área comercial
  • Área de Recursos Humanos

Por esto, utilizar herramientas tecnológicas como el ERP en la gestión financiera se debe de lograr:

  • Minimización de errores manuales: buscando mantener datos financieros actualizados que mediante la automatización se puede minimizar el riesgo de cometer errores.
  • Integración: buscando la integración con otras áreas como la de gestión comercial, o el área de Recursos Humanos.
  • Garantizar el cumplimiento de la normativa legal: es posible estandarizar la información financiera de acuerdo con las normas y regulaciones contables de cada país. Incluso debe permitir realizar actualizaciones recientes si ocurriese algún cambio en las normas.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda?Hablemos
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp