Infraestructura en la nube en tiempos de Covid

Por Paula Vargas
Gerente de Desarrollo, Softland Costa Rica

Desde hace mucho tiempo sabemos que la tecnología estaba avanzando a grandes pasos en todas las áreas; desde el lanzamiento de internet hasta la migración de las empresas con sus operaciones a la nube como parte de su transformación digital.

Empecemos por definir la nube (cloud computing).  Es un modelo que permite utilizar la tecnología como servicio, con programas y demás software alojados en centros de datos ubicados en distintas partes del planeta y que se acceden por medio de internet, sin necesidad de grandes inversiones iniciales de infraestructura local y convirtiéndolas en gastos variables reducidos según el consumo de la empresa, de forma segura y accesible.

El pasarse a la nube ofrece a las empresas una serie de beneficios tanto operativos como económicos:

– Almacenamiento centralizado y virtual: los clientes no tienen su información almacenada localmente lo cual la hace más accesible.

– Control de acceso a la información: Se protegen los datos brindando acceso solo a quien se necesite que vea o edite la información.

– Disminución de costos: el cliente puede invertir en la nube ya sea en sitios privados o públicos según su presupuesto, ahorrando costos de infraestructura iniciales de hardware y software, así como de mantenimientos posteriormente.

– Mejora las comunicaciones en velocidad, privacidad y disponibilidad de los servicios 24x7x365.

– El proveedor del servicio mantiene las infraestructuras actualizadas y permite el crecimiento en cualquier momento.

– Movilidad de las operaciones: permite a los colaboradores que las operaciones de la empresa puedan procesarse y ser consultadas desde cualquier sitio.

La pandemia provocada por el COVID 19, vino a incrementar masivamente el teletrabajo en las empresas por la necesidad de combatir la propagación del virus, así como evitar el acercamiento y traslado de las personas a sus centros laborales.  Adicionalmente la situación obligó a las empresas a reducir costos y enfocar sus recursos de manera óptima por los impactos producidos en la economía actual.  Estas dos condiciones impulsan la decisión de las empresas a migrar sus operaciones a la nube de manera más acelerada.

El estar en la nube permite a las empresas acceder la información de manera más eficiente y desde cualquier lugar sin afectar las operaciones de sus empleados, más bien simplificando las tareas de IT o permitiendo que se enfoquen en mejorar otros sistemas locales, tercerizando el servicio de la nube a empresas especializadas.

La empresa debe definir su estrategia para identificar qué requiere trasladar primero, empezando con sistemas funcionales, correo y servicios hasta llegar a completar sus operaciones en la nube. El pase de operaciones a la nube es un proceso rápido y de fácil de adaptación para los usuarios.

Desde el lado de las empresas que brindan los servicios en la nube, estos pueden bajar los costos y precios dado que trabajan con grandes volúmenes en sus infraestructuras tecnológicas.  Adicionalmente, permiten a los clientes crecer fácilmente en infraestructura y sistemas según el crecimiento de sus operaciones para aumentar su productividad sin caer en una sobre dimensión de recursos.

Definitivamente el Covid 19 vino a acelerar el camino para el que las organizaciones se estaban preparando y estaban destinadas, la tendencia actual es más software y menos hardware.

Algunas empresas no se actualizaban por temor a que sus datos estuvieran expuestos o por resistencia al cambio, sin embargo, la situación de la pandemia con el teletrabajo y disponibilidad de la información desde cualquier lugar los obligó a tomar estas decisiones de manera inmediata.

Las principales razones para realizar el cambio son el ahorro de costos y el acceso de los servicios desde cualquier lugar, adicionalmente la eficiente gestión de recursos, el compartir información entre oficinas, uso de servicios bajo demanda y pagar por consumo.

Cada vez la tecnología va a mejorar tanto en los servicios como en los estándares de uso que permitan al cliente mejorar su productividad, costos y hasta poder migrar entre proveedores fácilmente.  La seguridad de la información es de los principales temas por asegurar a los usuarios y compañías.

Conforme pasen los años los negocios serán más dinámicos y flexibles, tanto para las pequeñas como para las grandes compañías y esto lo van a lograr mientras más actualizados tecnológicamente se mantengan.

Es probable que una vez finalizada la emergencia por el Covid las empresas no cambien su estrategia de trabajar en la nube, al contrario, mas bien continuarán cerrando esta brecha tecnológica a la cual no se habían enfrentado antes y decidan migrarse totalmente.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda?Hablemos
contáctanos
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp